Esta especie de cine abandonado se encuentra en alguna parte de las montañas de la península del Sinaí, en Egipto. El cine fue creado por un hombre francés rico, el cual trajo centenares de asientos viejos, un generador y una pantalla gigante desde El Cairo. Cuando todo estaba listo para la inauguración, a algunos lugareños no les pareció buena la idea de un cine y tampoco estaban muy interesados en ese proyecto, así que sabotearon el generador, de tal forma que ninguna película se proyectó jamás en aquel lugar. Ahora solo quedan estas bellas imágenes que nos trae el fotógrafo de Estonia Kaupo Kikkas. (Vía)

 

 

Related Post

Dejar respuesta