Esta bella imagen parece sacada de la película Avatar, pero la verdad es que proviene de las Cataratas Del Iguazú. La foto que vemos está en el lado argentino de las cataratas en lo que pareciera una pequeña isla en medio de la caída. La leyenda cuenta que un dios llamado Mboí planeaba casarse con una bella mujer llamada Naipi, pero ella huyó con su amante mortal Tarobá en un canoa. En venganza por esto, el dios partió el río en rodajas creando las cascadas y condenando a los amantes a un caída eterna. (Vía)

Related Post

Dejar respuesta