Un asesino en serie es considerado alguien que asesina 3 o más personas durante un largo período de tiempo. Por lo general pasan desapercibidos ante la sociedad con la máscara de la normalidad por lo que sospechar de ellos es algo impensado.

Sin embargo estos psicópatas y sus historias te harán dudar desde tu vecino hasta tu mejor amigo.

1. John Wayne Gacy


John Wayne Gacy también conocido como “El Payaso Asesino”, fue un esposo y padre, pero también un delincuente sexual que abusaba de sus víctimas. En 1968 fue capturado por abusar sexualmente de 2 chicos adolescentes y condenado a 10 años de cárcel, pero debido a su buen comportamiento fue puesto en libertad tras sólo 18 meses de prisión.

Una vez que fue liberado de prisión, Gacy se casó de nuevo, pero se divorció muy rápido cuando su esposa se enteró de que era en secreto gay. Gacy se convirtió en un miembro respetado por la sociedad, disfrutaba vestirse como “Pogo el payaso” en fiestas infantiles y eventos de la ciudad. Él era un hombre de negocios muy querido y respetado por sus vecinos.

Durante los 6 años que transcurrieron entre que estuvo en la cárcel y cuando estuvo en libertad, Gacy mató a la sorprendente cifra de 33 hombres jóvenes a los cuales enterró en el patio de su casa y cuando empezó a quedarse sin espacio comenzó a arrojarlos a un río cercano. El atraía a sus víctimas como prostitutos, hombres jóvenes a su auto o a su casa para luego violarlos, torturarlos y matarlos.

Después de ser arrestado y que la policía encontrara los huesos en su sótano, Gacy confesó sus crímenes y fue ejecutado en 1994.

2. Jeffrey Dahmer

 

Jeffrey Dahmer es uno de los asesinos en serie más aterradores de la historia de Estados Unidos. A lo largo de 13 años Dahmer asesinó a 17 hombres y niños y lo más aterrador es que en los crímenes se encuentra violación, descuartizamiento, necrofilia y canibalismo. A pesar de que varias de las víctimas de Dahmer lograron escapar, sólo lo pudieron capturar cuando una de las víctimas corrió a la calle a buscar un auto de policías que andaba cerca.
Cuando la policía revisó el apartamento de Dahmer encontraron cosas escalofriantes. Dahmer intentó crear una “esclava sexual sin mente” perforando los cráneos de sus víctimas todavía vivas. Cuando murieron, Dahmer realizó actos grotescos como necrofilia y comer partes de los cuerpos.

Dahmer fue llevado a prisión y el 28 de noviembre de 1994 fue asesinado a golpes por otro recluso en el Columbia Correctional Institution donde había sido encarcelado.

3. Ted Bundy

Ted Bundy era un hombre bien parecido, pero bajo ese rostro se encuentra un asesino que mató a más de 30 mujeres jóvenes entre 1974 y 1978 (los expertos dicen que pudo haber matado a un máximo de 40).
Para atraer a las víctimas Ted se hacía pasar por alguien desamparado o en ocasiones por alguien de autoridad, las otras veces simplemente entraba a las casas de las víctimas mientras dormían y las aporreaba hasta matarlas. Después de muertas las violaba, torturaba y las desmembraba y se llevaba de recuerdo sus cabezas las cuales conservaba en su apartamento por meses.
Bundy fue atrapado luego que la policía lo persiguiera en un persecución dramática. En 1979 Bundy fue llevado a la justicia y ejecutado en la silla eléctrica en enero de 1989 en Starke, Florida.

4. Gary Ridgway

Más conocido como el “Asesino de Green Rriver”, Gary Ridgway estranguló al menos a 71 mujeres en el estado de Washington entre los años 1980 y 90. Las primeras 5 víctimas fueron descubiertas en el río verde, de ahí viene su apodo.
Finalmente fue arrestado luego que las pruebas de ADN lo vincularan con las mujeres desaparecidas. Gary hizo un acuerdo con el fiscal para evitar la pena de muerte a cambio de mostrar el lugar en donde se encontraban todas las víctimas.
Ridgway recogía prostitutas y algunas mujeres de la calle a las cuales les mostraba una foto de su hijo para ganarse su confianza y una vez lo hacía las estrangulaba con sus manos o ligaduras. Solía regresar a los cuerpos para tener relaciones sexuales con ellos. A pesar de que Ridgway tenía con coeficiente intelectual de sólo 82, se las ingenió para no ser atrapado en más de una década hasta que finalmente fue capturado en noviembre de 2001. él aún sigue cumpliendo condena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en el estado de Washington.

5. Ed Gein

Aunque Ed Gein sólo confesó dos asesinatos y no se ajusta a la definición de asesino en serie, sus horribles actos sirvieron de inspiración a historias de terror entre ellas Norman Bates de Psicosis, Leatherface de la matanza de Texas y Jame Gumb de el silencio de los inocentes.
Ed Gein vivó con madre y su hermano en Wisconsin. Era sospechoiso de haber asesinado a su hermano, pero la policía no podía demostrarlo. Después de que su madre murió, Gein comenzó a vistar los cementerios desenterrando cuerpos de mujeres de mediana edad que pudieran parecerse a su fallecida madre. Finalmente mató a 2 mujeres de la localidad y cuando la policía llegó a su casa para investigar, había partes de cuerpos por todas partes. La policía encontró narices, vulvas, cráneos en tazones, máscaras de piel, sillas tapizadas con carne humana, pezones de humanos entre otras partes.
Gein fue detenido en 1957 y pasó el resto de su vida en un hospital psiquiátrico después de haber sido declarado demente. Murió de insuficiencia cardíaca y cáncer en 1984 a la edad de 77 años.

6. Henry Lee Lucas

Henry Lee Lucas fue catalogado como el asesino en serie más prolífico de América. Mató al menos a 350 personas a lo largo de 20 años y el mismo Lucas confiesa que estuvo involucrado en un máximo de 600 asesinatos. Henry Lee Lucas fue la inspiración de la película Henry, retrato de un asesino en serie.
Después de asesinar a su propia madre, Lucas pasó 10 años en la cárcel, pero fue puesto en libertad debido al hacinamiento. Una vez que salió se convirtió en un vagabundo al sur de los Estados Unidos, haciendo amistad con Ottis Toole, un hombre que sería su cómplice en al menos 108 asesinatos y otros delitos. En 2001 Lucas murió en prisión por causas naturales a la edad de 66 años.

7. Aileen Wuornos

Una de las pocas asesinas en serie de la historia, Aileen Wuornos era una prostituta que asesinó al menos a 7 hombres entre 1989 y 1990. La actriz Charlize Theron ganó el Oscar a la mejor acriz por su interpretación de Wuornos en la película Monster.
La vida de Wuornos fue difícil, fue madre a los 15 años (que fue dado en adopción), también tuvo una relación incestuosa con su hermano. Se casó y estuvo en la cárcel brevemente por robos y otros delitos menores. Aileen se enamoró de otra prostituta y ambas se apoyaron. Durante sus años de prostitución Wuornos disparó y mató a 7 hombres que según ella intentaron hacerle daño mientras tenían sexo. Wuornos fue arrestada en 1991 y confesó los asesinatos luego de 3 días. Ella murió por inyección letal en 2002.

8. Richard Trenton Chase

Apodado “El vampiro de Sacramento”, Richard Trenton Chase fue famoso por beber la sangre de sus víctimas y comer partes de sus cuerpos. él mató a 6 personas en el transcurso de un mes al norte de California en 1977. Chase estuvo un tiempo en un hospital psiquiátrico tras ser sorprendido
capturando animales pequeños y comerlos crudos. A veces los mezclaba con Coca Cola en una licuadora para hacer un batido. Después de ser tratado con medicamentos anti-psicóticos fue puesto en libertad y fue entonces cuando empezó a matar a los seres humanos.
Chase mató a 6 personas, entre ellas 2 niños y tuvo relaciones sexuales con los cuerpos una vez muertos. Él también quiso beber y bañarse en su sangre y a su vez comer sus órganos internos. Chase fue capturado en 1979 luego de matar a una familia entera. Su defensa trató de conseguirle un cargo menor debido a sus antecedentes mentales, pero un jurado lo declaró culpable y fue condenado a la cámara de gas. Chase se suicidó en su celda en 1980 juntando su medicina antidepresiva para luego tomar una sobredosis que lo mataría.

9. Andrei Chikatilo

El ucraniano Chikatilo fue apodado “El carnicero de Rostov”. Mató al menos a 52 mujeres y niños entre 1978 y 1990 y fue condenado en 1992 y ejecutado en 1994. Chikatilo mató por primera vez a una niña de 9 años en 1979 y durante la experiencia descubrió que sólo podía tener la satisfacción sexual completa cortando y apuñalando a sus víctimas hasta la muerte.
Chikatilo estuvo entrando y saliendo de prisión durante muchos años, pero nunca encontraron una evidencia sólida en su contra, pero una trampa hecha por la policía permitió atraparlo y fue capturado en 1990. Finalmente confesó haber matado a 36 personas y declarado culpable de 52 asesinatos en 1992. En 1994 fue ejecutado de un balazo detrás de la oreja derecha.

10. Dennis Rader

Entre los años 1974 y 1991, Dennis Rader mató al menos a 10 personas en el área de Wichita, Kansas. Rader fue conocido como el asesino BTK, que en sus siglas en inglés significa “atar,torturar,matar”. La osadía de Rader consistía en enviar cartas a las autoridades burlándose de ellos por no poder atraparlo, fueron estas cartas las que permitieron atraparlo.
Luego de que Rader secuestraba a sus víctimas, las estrangulaba hasta que perdían el conocimiento, luego de que ellas volvían a despertar las volvía a estrangular, obteniendo placer sexual con ello.
La policía pudo capturarlo porque fueron capaces de extraer un archivo borrado de un disquete que Rader había enviado en la cual había información sobre la iglesia a la que asistía Rader. Una vez capturado, Rader confesó los crímenes y en 2005 fue condenado culpable por 10 cargos de asesinato. Aún sigue cumpliendo presidio perpetuo sin posibilidad de libertad condicional.

Related Post

Dejar respuesta