Los filósofos son personajes bastante enigmáticos. Nadie sabe de dónde vienen su ideas y pensamientos y menos aún, con los pensadores de la Antigua Grecia Crisipo de Solos nació en el c. 281/78 a. C. en Tarso o Solos (Cilicia) y murió c. 208/05 a. C., en Atenas. Fue la máxima figura de la escuela estoica antigua. Se le considera a menudo el fundador de la gramática como disciplina específica en Grecia.

Sin embargo lo que nos trae aquí no es su historial académico ni pensante, más bien su muerte y es que existen dos teorías posibles.

Diógenes Laercio da dos explicaciones diferentes de su muerte.

  • En el primer relato se dice que Crisipo asistió a una fiesta, la cual sería la última ya que fue víctima del vino sin diluir muriendo poco después.
  • En el segundo relato se dice que estaba viendo a un burro comer algunos higos y dijo: “Ahora dale al burro una copa de vino puro para acompañar los higos”, tras lo cual murió en un ataque de risa.

Qué humor más sano tenían en aquellos tiempos ya que de seguro muchos de ustedes al leer esto no les causará gracia, pero al gran filósofo sí, de hecho, de ahí viene la frase “morirse de la risa”.

Al menos se fue con una sonrisa, cosa que de seguro muchos envidiarán.

Related Post

Dejar respuesta