Ron Brinkmann ha sabido muy bien cómo jugar con los reflejos. Ha creado un cubo de espejos y les ha puesto algún objeto como velas, o unos mini androides de Star Wars para crear estás bellas imágenes. La verdad es que si la cámara no estuviera realmente parecería algo como la dimensión desconocida. (Vía)

Related Post

Dejar respuesta