Haciendo un poco de esto vivirás más tiempo

649

corriendo

Correr no es sólo un ejercicio para el sudar y estar en forma, pero lo que leerás, tal vez mejore tu perspectiva.

En el 2014, investigadores de la Universidad del Estado de Iowa, la Universidad de Carolina del Sur, el Centro de Investigación Biomédica Pennington en Baton Rouge y otras instituciones echaron un vistazo a los registros de 55.137 hombres y mujeres sanos de entre 18 y 100 años que habían visitado la Clínica Cooper y el Instituto Cooper en Dallas unos 15 años antes del estudio. Veinticuatro de las personas fueron identificadas como corredores ávidos, aunque sus kilometrajes eran típicos y su ritmo cardíaco no variaba mucho.

Luego, los investigadores examinaron los registros de defunción de estos adultos y encontraron que entre esos 15 años más o menos, casi 3.500 habían muerto, y muchas de esas muertes fueron debido a enfermedades del corazón.

Las conclusiones fueron las siguientes:

– Los corredores eran 30% menos propensos a morir por cualquier causa que los no corredores
– El riesgo de morir por enfermedades del corazón de los corredores fue un 45% menor que los no corredores, incluso cuando los investigadores ajustaron el sobrepeso y el tabaquismo!
– Los fumadores con sobrepeso que corrían de vez en cuando eran menos propensos a morir prematuramente que los que no corrían nada absoluto.
– Según los datos, los corredores se ganaron unos tres años más de vida en comparación con aquellos que nunca lo hicieron.
Aquí está la mejor parte: sin importar lo mucho o lo poco que la gente corría, los beneficios resultaron ser casi los mismos. Los corredores que registraban varias horas y kilómetros a la semana no tenían los beneficios adicionales que los que corrían por lo menos de cinco a diez minutos al día a un ritmo pausado de 10 minutos por kilómetro o más lento. Así que no es necesario ser un maratonista ni un corredor de elite para tener beneficios considerables.

Otro estudio publicado en la edición del 10 de febrero de la revista de la American College of Cardiology mostró resultados similares. En ese estudio, los científicos daneses descubrieron que correr a un ritmo lento de una a 2,4 horas a la semana por no más de tres días consecutivos por semana era la cantidad ideal de funcionamiento para el organismo. Se encontró que los corredores extenuantes tenían las mismas probabilidades de morir durante el período de estudio de 12 años que los no corredores sedentarios. Los corredores esporádicos y corredores moderados parecían obtener los mayores beneficios para la salud.

Es increíble que 5 o 10 minutos de correr ayuda a vivir más tiempo, sino que también ayuda a vivir mejor. Correr reduce el estrés, reduce el riesgo de cáncer de mama, y ayuda con el enfoque y la memoria.

Related Post

Dejar respuesta