El conservasionista y fotógrafo californiano Octavio Aburto ha podido fotografiar este maravilloso evento en el parque nacional de pulmo en México.

Related Post

Dejar respuesta