Antes de que Yugoslavia cayera en guerra y una serie de conflictos, era una gran metrópolis donde habían monumentos muy avanzados en cuanto a diseño que perfectamente podrían haber servido de inspiración a un película de ciencia ficción. De hecho muchas de estas obras arquitectónicas han sido adaptadas a películas y novelas.
A pesar del paso del tiempo se han mantenido en pie libre de la desolación y el posible vandalismo que ocasionó el declive de Yugoslavia. Las imágenes pertenecen al fotógrafo  belga Jan Kempenaers, quien se tomó el tiempo de visitar estos monumentos para que pudiéramos apreciar el esplendor de lo que fue la ex-Yugoslavia.
Para saber más sobre el fotógrafo vista su web jankempenaers.info

 

Related Post

Dejar respuesta