Frostie es una cabrita que nació con una enfermedad la cual le inflamó las articulaciones traseras haciendo que le sea casi imposible caminar. Pero gracias a la granja de rehabilitación y santuario animal Edgar’s Mission ubicado en Australia, le dieron una especie de silla de ruedas con el que se está rehabilitando. En aquel lugar Frostie ha recibido mucho cariño y cuidados y estaremos seguros que se pondrá bien. (Vía)

[vimeo 95834056 w=600 h=381]

Related Post

Dejar respuesta