Ken vive al sur de Filipinas y ha logrado algo que para su corta edad es una verdadera cruzada. Sin dinero y sin saber donde empezar a logrado construir un refugio para los perros callejeros. En febrero de este año, Ken se tomó unas fotografías en donde cuidaba a los animales y muy pronto esas imágenes se convirtieron en virales por toda internet. A partir de ese momento Ken comenzó a recibir donaciones de todo el mundo para que siga adelante con su causa ejemplar. Ken comenta: “Algunas personas muy amables que vieron las imágenes donaron dinero para ayudar a cuidar a los perros. Tenemos suficiente dinero para tener a los perros y antes los alimentaba en la calle, los alimento con comida enlatada de alta calidad y les doy cuidados veterinarios. Han ganado mucho peso, sus heridas abiertas han sanado y su pelaje volvió a crecer. También aprendieron a no tener miedo de los seres humanos”. Si deseas colaborar con Ken puedes hacerlo aquí.

 

Dejar respuesta